viernes, 4 de agosto de 2017

Aborto, control poblacional y cambio climático: Temas controvertidos y de actualidad en el ámbito de la bioética

La Iglesia Católica está experimentando un cambio radical en los cimientos tradicionales de la teología moral y, por ende,  en  la fe y en la bioética

 La estrategia mundial puesta en marcha para el control poblacional desarrollada por la ONU y aceptada por la inmensa mayoría de los países occidentales ha penetrado en la Iglesia. Así lo confirman, no solo  los cambios producidos en los miembros de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Pontificia Academia para la Vida, sino igualmente las iniciativas congresuales y formativas puestas en marcha.

En un anterior post abordé la necesidad que tiene la Iglesia Católica de actualizar sus valores éticos relacionados con la vida contemplando los avances científicos, tanto de las ciencias biológicas, como de la ciencias sociales,  aunque respetando siempre las enseñanzas perennes del evangelio. Aunque sigo manteniendo la misma postura, debo reconocer que me embarga un cierto temor sobre el recorrido estratégico que se está construyendo, su  oscurantismo y ambigüedad y sin un horizonte claro hacia el que mirar con esperanza cristiana. 

Recomiendo la lectura de mi anterior  post sobre el aborto y los cambios producidos en la Pontificia Academia para la Vida. En este post  me interrogo acerca del alcance, de las pretensiones  del Vaticano con el congreso que organiza la Pontificia Academia de las Ciencias con el sugerente título de “La salud de las personas, salud del planeta y nuestra responsabilidad: cambio climático, Aire y salud” y que se realizará durante los días 2 al 4 de noviembre en Roma.

¿ Por qué es preocupante este congreso?
  • Por quién lo organiza
Monseñor Sánchez Sorondo es el Presidente de las Pontificias Academias de las Ciencias y de Pontificia Academia de las Ciencias Sociales. Ha dejado patente a través de sus propias declaraciones  en diversos medios de comunicación que es una persona obsesionada con  el poder , que,  según él mismo dice, no conoce la moral católica, que sigue la corriente consencuencialista en bioética (condenada por la Iglesiia Católica).  Su soberbia e ignorancia le llevan a confundir el consecuencialismo con el principio del doble efecto. No hay que reflexionar mucho para adelantar cuales serían las consecuencias de un tal posicionamiento.

A saber, esta doctrina, el consecuencialismo,  es de suma importancia para la moral cristina ya que justifica moralmente cualquier acción, con indiferencia de su bondad ética, con la que se obtenga  el  mejor resultado, es decir en base al valor de lo obtenido. Con esta  posición ya podríamos argumentar que, si con el control de la natalidad  somos capaces de corregir el cambio climático, que afecta a toda la humanidad, el aborto queda moralmente justificado. Este pensamiento no es nuevo y está sostenido por la ONU, la UNESCO y la OMS de ahí sus programas proabortistas y la promulgación en todos los países bajo su “tutela” de leyes orientadas al control de la natalidad y a la disolución de la familia tradicional ( según algunos, “paren como conejas”).

  • Los invitados
Partha Dasgupta es el mecenas de Population Matters  fundación que defiende a ultranza el control poblacional, a través  de cualquier procedimiento, hasta conseguir una población sostenible o, incluso, invertir la curva de crecimiento. Otro invitado es Jeffrey Sachs, profesor en la Universidad de Columbia y que ya introdujo algunas de sus ideas proabortistas durante la Conferencia sobre el Cambio Climático organizada por el Vaticano en 2015 y de la que fue responsable. Si bien en las conclusiones de aquella conferencia no se hizo referencia explícita al aborto, se crearon las bases propicias al describir un escenario catastrófico sobre las consecuencias humanitarias del cambio climáticos. Estas fueron las conclusiones:

Este siglo está en camino a presenciar cambios ambientales sin precedentes. En particular, los cambios climáticos proyectados, o mejor dicho, las perturbaciones climáticas, junto con la extinción masiva de especies en curso y la destrucción de ecosistemas, dejarán indudablemente marcas indelebles en la humanidad y en la naturaleza. Ya para el año 2100 habrá una probabilidad poco despreciable de impactos climáticos irreversibles y catastróficos que pueden durar miles de años, planteando la cuestión existencial de si el concepto de civilización, tal como lo conocemos, puede extenderse más allá de este siglo. Sólo un cambio radical en nuestra actitud hacia la Creación y hacia nuestros semejantes, complementada por innovaciones tecnológicas transformadoras, podría revertir las tendencias peligrosas que ya se han puesto en movimiento sin habernos dado cuenta”.

Los otros invitados van en la misma línea del control poblacional a cualquier precio, no solo por medios anticonceptivos, incluyendo al aborto, sino también a través de la destrucción de la familia tal como se concibe en este momento y la modificación de los valores éticos tradicionales. Muchos de ellos apoyan sin reservas a la organización perversa  Planned Parenthood.

Existen grandes lobbies que proponen una política mundial, global que sea capaz de tomar decisiones vinculantes para todos los gobiernos locales y encaminadas a reducir a toda costa la población  con medidas proabortistas, cambios de los valores éticos tradicionales, contaminación cultural de las sociedades a través de favorecer la migraciones intercontinentales y promulgando leyes locales en consonancia con la directrices de la política global. Esto se está a haciendo ya  en todos los países occidentales y a los países del tercer mundo o en vías de desarrollo se les penaliza económicamente si no acatan las directrices que emanan de los lobbies  mundiales.

En España comenzó de una forma decidida con Rodríguez Zapataro y la Ministra Aído. Resultado de esta nueva política fue la Ley sobre salud sexual y reproductiva y de la interrupción del embarazo. Su continuidad la tenemos en las distintas leyes autonómicas y la que saldrá a nivel estatal sobre la ideología de género, aunque bajo el paraaguas légitimo de defender los derechos de los que viven una sexualidad diferente. Léase Pro-LGTBI. Medidas que son asumidas en su totalidad por todos los partidos políticos sin excepción. Estamos ante la mayor contradicción de la gestión de política familiar: por un lado, favorezco los vientres de alquiler y, por otro, premio el aborto como anticonceptivo.
  • Renovación del pensamiento bioético en la Iglesia Católica en España. (Fundación Pablo VI)
La fundación Pablo VI dirigida por los obispos españoles se ha dedicado fundamentalmente a difundir la Doctrina Social de la Iglesia. Sin embargo, con el argumento de la justicia y su defensa, ha creado una sección de bioética. En ella su director nos plantea que la bioética de máximos pertenece al campo de la teología, muy buena para la reflexión y el desahogo intelectual, pero muy poco práctica para el mundo.. Hoy es necesario participar de una ética de mínimos si deseamos conectar con el pueblo, con lo mundano, con la nueva era. Parece que lo importante es conectar doctrinalmente  con las modas ideológicas, con intereses de las potencias económicamente desarrolladas, con la post.verdad. Para algunos personajes significativos de la Iglesia Católica la teología moral es un lastre, un impedimento para la nueva evangelización, impide un desarrollo pastoral eficiente. De hecho, la misma web nos invita al congreso de los Hermanos de San Juan de Dios sobre bioética y hospitalidad. Las grandes estrellas del congreso son partidarios del aborto, tal como se ha puesto de manifiesto en su respectivos hospitales de confesionalidad católica.

Los católicos nos encontramos confusos ante el cambio de era que estamos experimentando. No tanto porque los cambios no sean necesarios, como por  la estrategia de confusión, oscurantista con la que se está llevando a cabo por parte de la jeraquía católica, generando una gran incertidumbre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Familia Vicenciana: 400 años de luces y sombras.

Durante 400 años de carisma vicenciano han existido más luces que sombras  Por mi trabajo he tenido que relacionarme bastante ...